Los Tucumanos ya se reunieron el viernes pasado, aquí publico algunas reflexiones que hace Carlota acerca del las ideas con las que se plantea el proyecto

Pensando Traducciones

Quién sabe si en algún punto unidos por la primavera aún invernal que estará reinando en Valencia, este último viernes 20 de abril, otoño veraniego tucumano, nos reunimos para visitar los sitios que ofrece el blog de Traducciones y que nos darían una idea sobre la obra de los valencianos.  De las discusiones que suscitó el proyecto, aparecieron dudas/preguntas que decidí hacer mías ya que, si no puedes con el enemigo, únete a él.  En efecto, los artistas de mi ciudad me interpelaron sobre aspectos que yo no había pensado y que seguramente los valencianos también harán suyos.

Pero comencemos por el principio, imitando lo que hace cualquier investigador avezado es decir, despejando toda duda sobre el significado de los conceptos con los que trabaja.  Dice el diccionario[1],

traducción  f. Acción y efecto de traducir.- Obra del traductor.- Sentido o interpretación que se da a un texto escrito. // Ret. Figura que consiste en emplear, dentro de la cláusula un mismo nombre en distintas funciones o un mismo verbo en distintos modos, tiempos o personas.

 

traducir  Expresar en una lengua lo que está escrito o dicho en otra. – Convertir, trocar. – fig. Explicar, interpretar.-

traductor,ra adj.  Que traduce una obra o escrito o las palabras o discursos de otro. Téc. Aparato utilizado en las conferencias internacionales, que permite a los oyentes conectar un receptor telefónico al micrófono de alguno de los traductores quien, a medida que se pronuncia un discurso en un idioma determinado, va traduciéndolo a otro. // Teleg. Dispositivo del aparato telegráfico utilizado para la recepción de señales y su transformación en signos tipográficos al tiempo que también efectúa la decodificación de los impulsos eléctricos recibidos en la línea.

Traduttore, traditore (ital.) Lit. Traductor, traidor. Toda traducción altera el pensamiento del autor.

Como puede observarse, resalté no sólo las palabras que fui buscando en mi diccionario sino que, nada inocentemente, también resalté las palabras que son claves en este proyecto con el fin de armar una “constelación de isotopías” para que  cada artista (o pareja de artistas) saque sus conclusiones.

Sin embargo ya lo sabemos, aclarar de qué hablamos cuando hablamos de amor, lamentablemente no significa aprender a amar. En efecto, ahora nos queda pensar las estrategias, es decir los mecanismos que habilitarán este juego de traducciones). Quiero decir, ¿jugaremos con la empatía o con la obediencia?, ¿jugaremos quizás con ambas según convenga? Las motivaciones que vinculen a los artistas entre sí, ¿se darán a partir de un pieza específica?, ¿a partir de instrucciones generales a modo de una receta para hacer la obra?, ¿o a partir de algo más vago aún, como la memoria descriptiva o conceptual sobre la que trabajan  cada uno de los artistas implicados en Traducciones?

Sigamos pensando  porque, como decimos aquí, juntos somos más inteligentes…

(Un beso a todos)

                                                                               Carlota Beltrame

                                                                    (otoñal y agradable nochecita  tucumana)


[1] Diccionario Enciclopédico Quillet. Argentina Arístides Quillet, S.A. Tomo octavo. Buenos Aires 1970.

un proyecto Ruso/Mutante en colaboración con la Red Nomade

Los invitamos a participar  del emprendimiento de intercambio entre artistas en este nuevo espacio “Traducciones” auspiciado y en colaboración con la Red Nomade. Siete artistas valencianos y siete tucumanos intercambiaran formas de trabajar, inquietudes, miradas sobre la realidad, paisajes y pareceres.

Cada uno interpretara mediante instrucciones la obra del otro en su lugar de destino, así la primera etapa se expondrá en la ciudad de Tucumán en el espacio Rusia Galería en el transcurso del mes de Octubre -si los astros se alinean a nuestro favor- y la  segunda etapa en la ciudad de Valencia en febrero del 2013. Olé, ole y ooolé!

¡ Bienvenidos!